lunes, agosto 15
Shadow

Feller Rate ratifica la clasificación de AVLA y asigna perspectivas positivas

La clasificación asignada a la solvencia se sustenta en su fuerte perfil de negocios y su adecuada capacidad de generación y estructura de capital.

Feller Rate.- AVLA S.A. es una organización que destaca por los cambios efectuados en los tres últimos años, dando paso a una estructura controladora dotada de un profundo conocimiento de los mercados crediticios y aseguradores latinoamericanos.

Actualmente, el holding gestiona una creciente cartera de seguros de garantía y crédito para Chile y Perú, además del inicio de actividades en México y Brasil. Asimismo, cuenta con unidades de servicios y de complemento al modelo de gestión de riesgos, entre las que destaca la Administradora de Mutuos Hipotecarios Creditú S.A. y AVLA Servicios. Por otra parte, administra AVLA S.A.G.R., entidad que dio origen a la posición de AVLA en el sector financiero nacional y que actualmente se encuentra en run off.

Las principales unidades de negocios del grupo son AVLA Seguros de Crédito y Garantía S.A., y AVLA Perú Compañía de Seguros S.A., las que han alcanzado una notoria madurez competitiva y operacional.

El conjunto de actividades crediticias y aseguradoras presenta altas economías de ámbito e interrelación de servicios, combinando intermediación, aseguramiento, reaseguro, gestión de inversiones y recuperos, además de administración de líneas de financiamiento de terceros, muy relevantes para la expansión regional. Las operaciones de seguros se desenvuelven en ambientes altamente regulados y comprometidos con la transparencia y confiabilidad, lo que favorece el riesgo crediticio de AVLA SA.

Las unidades de seguros maduras mantienen una fuerte posición competitiva, focalizada en negocios alineados al apetito de riesgo del grupo inversionista, coherente con su soporte patrimonial y respaldo de reaseguro. La contragarantía y el recupero es parte fundamental de la gestión regional del modelo de negocios, tanto para la retención de riesgos como para el soporte reasegurador.

La capacidad de generación del grupo es coherente con los segmentos en que participa, manteniendo exposiciones a los ciclos económicos de cada país. La rentabilidad del holding es muy dependiente del desempeño de sus unidades de seguros, los cuales reportan un satisfactorio desempeño en 2021.

La flexibilidad financiera de AVLA S.A. es adecuada, reportando un satisfactorio acceso al mercado de deuda y al levantamiento de capital. Entre 2019 y 2021 ha recibido aportes de capital por $9.202 millones, complementando las necesidades de financiamiento de sus operaciones y expansión. Así, sus niveles de endeudamiento financiero han disminuido, combinando eficientemente la generación propia con aportes de capital y emisión de deuda. Actualmente, el grupo mantiene una línea de Bonos, por un plazo de 7 años, además de 3 líneas de efecto de comercio, sin emisiones vigentes.

La liquidez del grupo es adecuada, distribuyendo los recursos entre sus distintos vehículos operacionales, acorde a sus necesidades. En los años recientes se ha debido destinar liquidez propia a cubrir impagos, principalmente de la SAGR, cuyas contragarantías son recuperables, pero en plazos extensos.

PERSPECTIVAS: POSITIVAS

La madurez alcanzada por las operaciones en Chile y Perú, el inicio de sus actividades en México y Brasil, junto al eficiente modelo de integración operacional de las distintas unidades del grupo, dan alta solidez a la capacidad de generación. Junto con ello, el robusto soporte de reaseguro da respaldo a los cúmulos de riesgos y a la liquidez inmediata.

Las continuas mejoras que ha mostrado el grupo AVLA S.A., reflejado en su expansión regional, el ingreso de nuevos accionistas y la recuperación de sus resultados permiten asignar perspectivas “Positivas” a la clasificación del holding. Hacia adelante, la clasificación dependerá de sus niveles de endeudamiento y cobertura, la generación de sus unidades en Brasil y México, y la integración con sus nuevos frentes de operación.

Aunque de baja probabilidad, deterioros sobre su perfil financiero o competitivo podrían significar revaluaciones desfavorables de las perspectivas o de la clasificación asignada.