lunes, agosto 15
Shadow

Incendios, catástrofes naturales y mano de obra/mantenimiento defectuoso son las principales causas de siniestros de seguros según AGCS

Allianz Global Corporate & Specialty analizó más de 530.000 siniestros entre 2017 y 2021, que ascendieron a 88.700 millones de euros (U$90.400 millones).

AGCS.- En los últimos años, incendios y explosiones, desastres naturales y defectos de fabricación o mantenimiento han sido las principales causas de pérdida por valor de los siniestros de seguros, según Global Claims Review 2022 de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS).

“Los siniestros se están volviendo más serios debido a factores tales como valores más altos de acciones y activos, cadenas de suministro más complejas y concentraciones crecientes de exposiciones en un solo lugar, como en áreas propensas a desastres naturales”, dice el Chief Claims Officer y miembro de la Junta Ejecutiva de AGCS, Thomas Sepp.

Las empresas y sus aseguradoras han demostrado resiliencia para enfrentar el impacto de las pérdidas por la pandemia, pero la guerra en Ucrania, un aumento en el costo y la frecuencia de las pérdidas de beneficios y el alto nivel sostenido de siniestros cibernéticos están creando nuevos desafíos. Al mismo tiempo, las dos principales causas de accidentes, incendios y desastres naturales, continúan siendo importantes factores de pérdidas para las empresas. Por último, pero no menos importante, el impacto del aumento de la inflación en todo el mundo ejercerá más presión sobre los costos de los siniestros”, agrega Sepp.

La inflación pone en el punto de mira la infravaloración de los activos

La inflación ejerce presión sobre los costos de los siniestros de varias maneras. Los siniestros de daños y construcción, en particular, están expuestos a una mayor inflación, ya que las reconstrucciones y reparaciones están vinculadas al costo de los materiales y la mano de obra, mientras que la escasez y los plazos de entrega más prolongados inflan las cifras de pérdidas de beneficios (BI). Otras líneas de seguros, como D&O, responsabilidad civil profesional y responsabilidad civil general, también son susceptibles a las presiones inflacionarias a través de mayores costos de defensa legal y mayores siniestros.

¿Cuáles son las principales causas de siniestralidad en los seguros corporativos?

En uno de los análisis más completos de la industria, AGCS identificó las principales causas de pérdida para las empresas de más de 530.000 siniestros en más de 200 países y territorios en los que estuvo involucrada entre 2017 y 2021 (por lo general, varias aseguradoras brindan cobertura juntas considerando los enormes valores en juego en el sector corporativo). Estos siniestros tienen un valor aproximado de 88.700 millones de euros, lo que significa que las aseguradoras implicadas pagaron, de media, más de 48 millones de euros diarios durante cinco años para cubrir los siniestros.

El análisis muestra que casi el 75 % de las pérdidas financieras surgen de las 10 causas principales, mientras que las 3 causas principales representan aproximadamente la mitad (45%) del valor. A pesar de las mejoras en la gestión de riesgos y la prevención de incendios, los incendios/explosiones (excluidos los incendios forestales) son la principal causa identificada de pérdidas de seguros corporativos, y representan el 21 % del valor de todos los siniestros. Los incendios generaron más de 18.000 millones de euros en siniestros durante cinco años, según el análisis. Incluso la reclamación media asciende a alrededor de 1,5 millones de euros.

Las catástrofes naturales (15 %) están como la segunda causa principal de pérdidas a nivel mundial por valor de siniestros. En conjunto, las cinco causas principales (basadas en más de 20 000 siniestros en todo el mundo): huracanes/tornados (29 %); tormenta (19%); inundaciones (14%); heladas/hielo/nieve (9%) y terremotos/tsunami (6%) representan el 77% del valor de todas los siniestros por desastres naturales. Los huracanes y los tornados causan las mayores pérdidas, impulsados por el hecho de que dos de las últimas cinco temporadas de huracanes en el Atlántico (2017 y 2021) se encuentran ahora entre las tres más activas y costosas registradas, así como por el reciente récord de actividad de tornados.

Los incidentes con la mano de obra/mantenimiento defectuoso son la tercera causa principal de pérdidas generales (que representan el 9 % en valor) y también son la segunda causa más frecuente de siniestros (que representan el 7 % en número, solo superados por las mercancías dañadas con el 11 %). Los incidentes costosos pueden incluir el colapso de edificios/estructuras/hundimientos debido a trabajos defectuosos, fabricación defectuosa de productos/componentes o diseño incorrecto.

Las otras 10 principales causas de pérdida son: colisión/accidente de aviación (9%), avería de maquinaria (5%), producto defectuoso (5%), incidentes de transporte marítimo (3%), mercancías dañadas (3 %), negligencia/desviación (2 %) y daños por agua (2 %).

El legado del Covid-19 y la crisis en Ucrania

El informe también profundiza en el impacto de seguros de eventos recientes de siniestros específicos, como la pandemia y la crisis en Ucrania. Las pérdidas aseguradas por el Covid-19 superan los $40 mil millones, según estimaciones de la industria, y la mayoría de los siniestros provienen del seguro de cancelación de eventos y la pérdida de beneficios de las empresas afectadas por los cierres. La pandemia también tuvo efectos indirectos, como cadenas de suministro interrumpidas, alta inflación e insolvencias financieras.

Mientras tanto, es probable que la invasión rusa de Ucrania resulte en una pérdida significativa pero manejable para la industria global de seguros. La exposición de las aseguradoras al conflicto está limitada por las exclusiones de guerra, que son estándar en la mayoría de los contratos de seguros generales. Las pérdidas aseguradas esperadas de la guerra en Ucrania son comparables a una catástrofe natural de tamaño mediano, según AGCS, pero los mercados especializados como el seguro de aviación aún pueden sufrir de manera desproporcionada.