lunes, octubre 3
Shadow

SII “raya la cancha” al impuesto a seguros de vida: se incluye al APV y se deja fuera accidentes personales

El pago de los tributos entrará en vigencia el 1 de abril para las pólizas contratadas con posterioridad al 4 de febrero. El Servicio de Impuestos Internos excluyó a los seguros de desgravamen y de accidentes personales, como el SOAP.

Diario Financiero, 22 Mar 2022 POR DANIEL VIZCARRA G.

Además de los impuestos que deberían pagar los beneficiarios de seguros con ahorro, las compañías del sector se enfrentan a otro frente tributario. Ello, porque para financiar la Pensión Garantizada Universal (PGU), el gobierno del exPresidente Sebastián Piñera eliminó varias exenciones, entre ellas, la de los seguros de vida.

Desde el 1 de abril, entrará en vigencia el pago de impuestos a la herencia para este tipo de pólizas, que estén contratadas a partir del 4 de febrero de 2022, fecha en que se publicó la Ley Nº 21.420 que modificó la Ley Nº 16.271 de Impuesto a las Herencias, Asignaciones y Donaciones.

Considerando la fecha mencionada, varias compañías han estado informando a sus clientes de este proceso, con comunicados e información en sus respectivos sitios web, como es el caso de Consorcio, Ohio National, Chilena Consolidada y la Mutual de Seguros.

Asimismo, a través de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), las firmas acordaron informar y comercializar de la forma más explícita posible las pólizas y sus nuevas condiciones.

Las dudas del sector

A fines de febrero, la AACH envió una carta a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), con el objetivo de que se pronunciara sobre algunas dudas que mantenía la industria respecto a este impuesto y el impacto que podría generar en los seguros de vida.

La principal duda, según fuentes del sector, era respecto a la operativa del pago, el cálculo y cómo ello podía afectar en el plazo del pago de las indemnizaciones -propias de los seguros de vida- a causa del fallecimiento de los asegurados.

Ello, porque las compañías temían que previo al pago de las indemnizaciones, se deben realizar una serie de trámites, como la posesión efectiva o la valorización de los bienes, lo que podía demorar el pago de las indemnizaciones hasta en cinco meses, según comentan en el sector, versus los 10 a 20 días de plazo que existe en la actualidad.

Otro punto que generaba preocupación era conocer si el nuevo impuesto afectaría a otras pólizas como los seguros de gravamen y a los de accidentes personales, como es el caso del SOAP.

El borrador del SII

Finalmente, el Servicio de Impuestos Internos (SII) publicó el viernes de la semana pasada un borrador de la circular que “rayará la cancha” respecto del pago de los tributos de estos seguros.

El documento -aunque no es el definitivo- despejó varias inquietudes de la industria. Por ejemplo, estableció que las compañías deberán retener y pagar el monto destinado a los impuestos de las respectivas indemnizaciones, sin afectar el plazo del pago de éstas.

“Para poder pagar el siniestro dentro del plazo reglamentario, previamente la compañía deberá resguardar el interés fiscal rebajando de la suma que deba pagar al beneficiario del seguro de vida la parte del impuesto a las herencias que le correspondiere a él o los beneficiarios”, dice el documento al que accedió DF.

El cálculo de los montos se realizará con información proveniente del Registro Civil y con los sistemas del SII.

Las pólizas excluidas

El borrador de la circular también explicitó los seguros que serán excluidos de este pago de impuestos.

Hasta ahora, y según la circular en consulta, quedarán fuera las pólizas de daños y los seguros de personas que, si bien cubren el riesgo de fallecimiento del asegurado, no otorgan al beneficiario el derecho de recibir una indemnización.

También quedarán fuera los seguros de accidentes personales, ya sean voluntarios u obligatorios, como el SOAP, los que cubren accidentes escolares o el seguro social contra riesgos de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Un tradicional seguro que sí será afectado es el Ahorro Previsional Voluntario (APV) que se contrata con las aseguradoras, ya que el producto cuenta con un capital de fallecimiento que va hasta las UF 3.000.

La visión de la industria

Pese a que el borrador del SII dejó satisfechas a las compañías de seguros, el impuesto que deben pagar este tipo de pólizas las tiene con una mirada crítica.

Ello, porque el informe técnico que entregó el gobierno con el proyecto de ley de la PGU no incluyó las estimaciones de recaudación tributaria.

Pese a que en la industria no manejan cifras al respecto, se prevé que será una cifra menor, considerando que los seguros de vida indemnizan UF 1.000 promedio.

A fines de febrero, la AACH envió una carta a la Comisión para el Mercado Financiero, con el objetivo de que se pronunciara sobre algunas dudas que mantenía la industria aseguradora respecto a este impuesto y que podían impactar en el producto.