lunes, octubre 3
Shadow

La disminución de las ventas de estas pólizas ha cambiado la composición de las entradas operacionales de la industria.

Diario Financiero | 28 Oct 2021 | POR DANIEL VIZCARRA G.

Los retiros del 10% de los fondos de pensiones han acotado el mercado de rentas vitalicias.

Las escazas ventas de rentas vitalicias está reestructurando la composición de la prima directa de las compañías de seguros de vida.

De acuerdo con las cifras del último Informe del mercado asegurador que publicó la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la prima directa por el producto previsional en todas sus líneas alcanzó los US$ 641 millones a junio, equivalentes a un 20,6% de la prima directa de la industria de vida.

Si se comparan las cifras con 2020, los datos representan una caída que se profundiza mucho más frente a los números de 2019.

Mientras que a junio de 2020 los US$ 951 millones de prima directa por el negocio de rentas vitalicias representaron un 22,1% del total, hace dos años los US$ 1.836 millones significaron un 45,9%. Es decir, el conocido como producto “estrella” de las aseguradoras de vida ha perdido US$ 1.195 millones en primas en un plazo de dos años.

La caída

De acuerdo con los expertos, la baja en el peso del negocio asegurador por parte de las rentas vitalicias está directamente relacionado a la caída en ventas de estas pólizas.

“Por un lado, con los retiros del 10% de los fondos de pensiones son menos las personas que alcanzan a cumplir los requisitos mínimos para obtener una renta vitalicia, que es financiar una Pensión Básica

Solidaria. Ello se profundiza para quienes están próximos a jubilar y se encuentran en fondos más conservadores, los que han caído con fuerza en el año”, explica el s ocio de Actua rial Consulting, José

Ampuero.

Agrega que el producto compite con el retiro programado que ofrecen las AFP, que han registrado un alza en las tasas de interés por parte de la Superintendencia de Pensiones.

“El negocio de rentas vitalicias es el más relevante de la industria. Siempre se había mantenido en torno al 50% de las primas totales del mercado de vida. Que haya caído es una cuestión preocupante y sobre todo para las compañías que eran más intensivas en la comercialización o eran monoproductoras, porque tienen un gran stock que va venciendo y podrían enfrentarse a mucha liquidez”, advierte el especialista.

SIS gana terreno

Mientras el negocio de rentas vitalicias baja en la generación de ingresos en el sector asegurador, otro producto previsional gana terreno: el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS).

El seguro colectivo más importante del país pasó de representar un 12,3% en la prima directa de la industria a junio de 2019, con US$ 490 millones, a un 20,6% al cierre del primer semestre de este ejercicio, con US$ 640 millones, de acuerdo con las cifras de la CMF.

De esta forma, el SIS se convirtió en el principal negocio de vida.