lunes, octubre 18
Shadow

En el mercado proyectan que los efectos de la eliminación de la exención tributaria son un alza en las primas, mayor competencia en el sector y la búsqueda de estas pólizas en el extranjero.

Diario Financiero | 23 Sep 2021 | POR DANIEL VIZCARRA G.

“No se entiende”. Esa fue la expresión más repetida entre algunos altos ejecutivos de la industria aseguradora al momento de ser consultados respecto del impuesto a la Herencia y Donaciones al que quedarán afectos los seguros de vida con la ley corta de pensiones anunciada por el gobierno.

En el sector son críticos de la medida y acusan que tendrá impactos en el mercado, sobre todo porque se generará un desincentivo para la contratación de este tipo de pólizas en un futuro.

En esa línea, entendidos de la industria aseguradora prevén incluso que el tradicional producto del seguro de vida correrá riesgo si se elimina la exención tributaria que considera el artículo 20º de la Ley 16.271.

“Claramente el proyecto es paradójico, porque por una parte busca recaudar más impuestos para mejorar el Pilar Solidario y mejorar las pensiones, pero por otro lado está provocando un efecto negativo en instrumentos que aportan a la problemática de la seguridad social”, señala el director del Centro de Riesgos y Seguros de la Universidad Católica, Roberto Ríos.

“Está en riesgo el mismo producto, eso es lo que hay que entender. Los seguros de vida que contrata la clase media son pólizas que no tienen coberturas de montos muy altos, pero para estos segmentos sí son instrumentos de protección económica relevantes”, agrega.

Coincide el socio de Actuarial Consulting, José Ampuero, ya que sostiene que la medida traerá aparejado un desincentivo a la contratación de seguros y, por lo tanto, un alza en las primas a cobrar. Lo anterior también podría llevar a un aumento de la competencia en la industria.

“Lo más seguro es que aumentará la competencia en el sector y necesariamente las compañías implementarán mecanismos para hacer más eficiente su operación. Adicionalmente, la medida tendrá un efecto operativo no menor en la modificación e inscripción de pólizas en la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y en la liquidación de siniestros”, indica.

En la industria hay 64.718 pólizas vigentes de vida temporal y 17.759 de vida entera.

Seguros en el extranjero

El socio de Labbé Abogados y experto en seguros, Alberto Labbé, también es muy crítico de la propuesta del Ejecutivo. Afirma que habrá un decrecimiento del negocio ante la muy probable baja en la suscripción de este tipo de pólizas. Apunta que un segmento del mercado irá a buscar seguros en el exterior.

“Podría afectar el producto de seguros de vida, haciendo que casi pudiese desaparecer en Chile. Hay otros mercados que de partida ya tienen condiciones muchísimo mejores, como el estadounidense. Entonces, si se coloca un gravamen a la póliza en Chile, es evidente que la gente buscará asegurarse en otros mercados. Ello ocurrirá para altos segmentos, sin duda”, dice.

“Esto será muy fácil en la medida que una persona tenga el conocimiento o la asesoría pertinente”, acota.

Ríos explica que efectivamente existe la posibilidad de poder ir a buscar opciones de seguros de vida en el extranjero, pero indica que lo relevante es que los seguros de vida en Chile se han masificado en la clase media.

“El seguro de vida protege ante la contingencia del fallecimiento de un familiar, porque afecta a una persona que aporta al ingreso familiar. Esas personas no van a ir a contratar un seguro en el extranjero”, señala.