sábado, febrero 4
Shadow

El menor crecimiento económico, las persistentes presiones inflacionarias y la depreciación monetaria son los principales factores que afectarán al negocio durante 2023, señaló el director sénior de Fitch Ratings, Eduardo Recinos.

  • Diario Financiero |16 Jan 2023 | POR DÉBORAH DONOSO

Aunque un panorama “estable” es el que se espera para la industria de seguros en Latinoamérica, Fitch Ratings advierte que los mercados que mostrarán un peor desempeño serán Colombia, Perú, Chile y El Salvador, a raíz de sus condiciones económicas, la alta inflación y la depreciación de sus monedas.

De acuerdo con las perspectivas de la clasificadora, su posición general considera que “el crecimiento de las primas está alineado con el crecimiento económico, la normalización de los índices de siniestralidad de vida y salud hasta niveles previos a los de la pandemia y ajustes de precios en los negocios de no vida que pueden favorecer su desempeño”.

Sin embargo, para los sectores de seguros de Colombia, El Salvador, Perú y el sector de no vida en Chile, su visión es “en deterioro”, ya que está considerando que “el menor crecimiento económico, las depreciaciones monetarias y los niveles persistentemente altos de inflación podrían continuar afectando los costos de siniestros en líneas de no vida, los cuales podrían no ser completamente compensados por ajustes de precios”.

Por el contrario, Guatemala es el único país con una industria que va mejorando, beneficiándose de buenas condiciones económicas, ya que “refleja la tasa de crecimiento del PIB más fuerte de Centroamérica para 2023, lo que podría traducirse en un crecimiento favorable en primas”, señaló el director sénior de Fitch Ratings, Eduardo Recinos.

En ese sentido, Recinos advierte que a pesar de que espera que el desempeño financiero de la región muestre resultados mixtos, incluso con mejoras en algunos mercados, existen desafíos generalizados para la industria “debido a la incertidumbre en los entornos macroeconómicos, la inestabilidad política y los crecientes temores de una recesión mundial”, a los cuales hay que estar atentos.

Pese a que la región mostraría resultados mixtos, incluso con mejoras en algunos mercados, existen desafíos generalizados para la industria “debido a la incertidumbre en los entornos macroeconómicos, la inestabilidad política y los crecientes temores de una recesión mundial”, destaca Recinos.

Efecto en Colombia y Perú

Tanto para Perú como para Colombia, Fitch espera un deterioro en la industria de seguros para 2023. Las primas de autos, salud y riesgos laborales (42%) registraron un empeoramiento en siniestralidad en 2022 frente a 2019 en Colombia y Fitch cree que “puede continuar en aumento si la inflación y la depreciación de la moneda no se lograran contener, excediendo los ajustes de precios del sector”.

Del mismo modo, para Perú, a pesar de ser un mercado que mostró una recuperación en la segunda mitad de 2022, “se enfrenta a un escenario económico desafiante en 2023, con tasas de interés e inflación altas y un crecimiento económico menor a lo observado en los últimos tres años”. A esto añade que la mayor inflación pondría presión adicional sobre los costos enfrentados por esta.

En Colombia estimaron que las rentas vitalicias podrían verse afectadas por un incremento “muy alto” en el salario mínimo, requiriendo un aumento de sus reservas. En tanto, para Perú, espera un 2023 “desafiante” en el objetivo de recuperación de resultados de la industria aseguradora local, por el menor crecimiento de la prima esperada, “influenciado por la desaceleración económica y los mayores costos de siniestros (asociados a una mayor inflación), los cuales suponen una presión sobre las proyecciones de resultados operacionales de la industria para 2023”.

Proyecciones para Chile y El Salvador

A pesar de que para 2023 la clasificadora proyecta un crecimiento “elevado” para el segmento de vida, el cual será favorecido por las altas tasas de interés que beneficiarían principalmente los negocios de rentas vitalicias, Fitch advierte que en el negocio de seguros generales se podría ver un deterioro, el cual se sustenta en la idea de que en “2023 continuará afectado por niveles de inflación y tipo de cambio elevados, que impactarían principalmente los costos enfrentados por las líneas de property y vehículos y por tasas de interés altas y perspectivas de crecimiento económico bajas que impactarían el crecimiento de parte relevante de la industria de seguros generales”..

Se suma a esto la persistencia de la inflación en torno a 6,5% para Chile en 2023, lo cual se une al creciente valor del dólar estadounidense, que “ha significado un incremento en la siniestralidad del segmento, impactando los indicadores operacionales”.

Para El Salvador, en tanto, anticipa un deterioro en la industria ante la “fuerte influencia sobre su entorno operativo de la baja calificación crediticia del soberano (‘CC’) e inversiones relacionadas”. A esto se suma que la capacidad del sector para crecer y generar ganancias se verá “desafiada” en 2023 por una reducción considerable en el crecimiento económico esperado, “menor al promedio para el resto de los países centroamericanos, pero también por la absorción de un impuesto de 5% sobre las sumas aseguradas en todas las líneas de seguros”, argumentó el especialista.

Otros mercados Latinoamericanos

Para México y Brasil la perspectiva es neutral, ya que en el primer mercado sus expectativas reafirman un crecimiento nominal de primas de la industria aseguradora cercanas a 7% “impulsado por la expectativa de expansión de los diferentes ramos”. Mientras que para Brasil espera que las compañías de seguros sigan muy influenciadas por el (riesgo) soberano, “debido a la exposición significativa a los bonos del gobierno y la concentración de operaciones en el país”.

En cuanto a la industria de seguros de vida en México, su perspectiva es que “el volumen de primas de las operaciones de vida crecerá nominalmente, aunque con una desaceleración con respecto a 2022, relacionada con el deterioro de las expectativas de los diferentes factores macroeconómicos que impactan el índice de confianza del consumidor”.

Para Brasil, en tanto, incorpora los impactos de la inflación en los costos de los siniestros, principalmente para las compañías de seguros de no vida. Asimismo, espera que la inflación continúe cayendo a 5,2% a fines de 2023.