sábado, febrero 4
Shadow

Certificados de seguros SOAP que no fueron registrados oportunamente, consignar como corredor de seguros a agente de ventas e incorporar condicionados prohibidos en sus cotizaciones de seguros, fueron parte de las denuncias de la CMF.

La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) estableció una multa por 400 Unidades de Fomento (cerca de $14.100.00) a Mapfre Compañía de Seguros Generales por diversas infracciones relacionadas a las obligaciones en el mercado de seguros.

Por medio de una resolución exenta, la CMF resolvió que la firma incurrió en la falta de 769 pólizas de seguros SOAP que no fueron registradas oportunamente contratadas durante el año 2018. “Dio cuenta de deficiencias operativas de la compañía que afectaban la calidad y cantidad de la información disponible en el mercado, y particularmente del riesgo, que, frente a un accidente de tránsito, no se pudiera identificar a la compañía de seguros obligada al pago del siniestro”, detalló el regulador en su resolución.

Otra de las infracciones estuvo relacionada con que: la aseguradora consignó como corredor de seguros a agente de ventas de la compañía e incorporó en los seguros vendidos cláusulas prohibidas; y por la intermediación efectuada por corredor de seguros, sin inscripción vigente en el registro del regulador.

Desde la CMF precisaron que se comercializaron 132 pólizas de seguro durante el año 2018, “a través del Sr. Jean Paul Cannobio Schmidlin, quien había sido cancelado del Registro”.

Por otro lado, el regulador resaltó que “no existen antecedentes que permitan concluir que la compañía haya obtenido un beneficio económico derivado de la infracción materia del presente procedimiento administrativo”.

No obstante, la CMF destacó “que las conductas desplegadas por la compañía afectan el correcto funcionamiento del mercado de seguros, la calidad de la información disponible, y la confianza en los mercados”.

“El ofrecimiento de pólizas con condicionado prohibido atenta directamente en contra de la normativa del mercado asegurador y la protección de los asegurados, toda vez que implica la venta de productos que no cumplen con las condiciones de claridad y legalidad exigidas por el legislador”, agregó la CMF.

Además, el regulador detalló que no existió una colaboración especial por parte de la empresa durante el proceso sancionatorio y solamente se limitó a cumplir con sus obligaciones.