Miércoles, Noviembre 21

Aseguradoras y CMF se enfrentan por norma sobre reparaciones de vehículos

Las compañías enviaron una carta al regulador para que reconsidere la obligación que impuso de informar sobre los tiempos de reparación. La Comisión denegó la solicitud de la industria.
MARIANA MARUSIC

Fue en marzo pasado cuando la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) emitió la circular que instaba a las asegurados a entregar información sobre los tiempos de demora en la reparación de vehículos cubiertos por alguna póliza. Esto, con el objetivo de tener una base de datos con la información y entregar más detalles a los usuarios cuando adquieren un seguro automotriz.
Pero las compañías de seguros no están contestas con la normativa. Es más, el mes pasado enviaron a la CMF una carta donde solicitan revisar la circular “tanto en el fondo como en plazo, considerando los importantes desarrollos de sistemas que se requerían para cumplirla”

En ese sentido, la misiva firmada por José Manuel Camposano, presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), y Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la AACH, detalla que para cumplir las nuevas indicaciones se requiere que las aseguradoras se coordinen con distintos actores de otros mercados, “lo que resulta complejo, dado que las compañías no disponen de ningún mecanismo de presión. Además, nos parece pertinente insistir en que no vemos la proporcionalidad entre el objetivo buscado y el costo asociado”, dice la carta del gremio.
Adicionalmente, explican que a nivel nación las aseguradoras trabajan con cerca de 900 talleres de desabolladura y pintura, “muchos de los cuales no están interesados en aportar la información requerida (…) A su vez, no es posible buscar proveedores alternativos, porque en la mayoría de los casos, no los hay”

Visiones contrarias. Hace poco más de una semana la CMF contesto la misiva de la AACH, y dijo que no corresponde acceder a la solicitud de revisar el fondo y el plazo de la circular. La negativa se justifica, indican, porque el proceso para publicar la normativa fue extenso, y la industria nunca entrego una evaluación cuantitativa respecto de los costos asociados a su implementación.

Tampoco lo hicieron, agregan en la CMF, en el periodo de consulta de un mes que tuvo la normativa en primera instancia, ni en las dos mesas consultivas que se hicieron en ese periodo (12 y 13 de octubre de 2017), y finalmente tampoco lo hicieron en el periodo para comentarios posterior que duro 17 días en la web de la CMF. “Entendemos que las problemáticas detrás de las demoras en el tiempo que los autos pasan en los talleres tiene múltiples causas, muchas de las cuales no dependen de las compañías. Sin embargo, esta norma –aprobada por el Consejo de la CMFD- busca generar los incentivos para que las aseguradoras mejoren sus procesos internos relativos a la información que se entrega a los asegurados y el seguimiento de los siniestros de vehículos, a fin de favorecer conductas de mercados tendientes a fomentar el trato justo a los clientes y la transparencia en la comercialización de los seguros”, señaló la CMF en su respuesta.

Desde la Asociación detallan que solo el año pasado la industria gestiono más de 500.000 reparaciones, “y requirió la coordinación de múltiples actores de diferentes tamaños, desde pymes hasta grandes empresas”. Señala Claude.
Al respecto, dice que “la integración sistémica a gran escala, tendiente a transparentar los tiempos involucrados en todas las etapas del proceso, requiere de un desarrollo coordinado y de estándares que actualmente no están presentes en todos los acortes del ecosistema asociado a la reparación y que es necesario desarrollar, para el intercambio fluido de datos, sin afectar la sana competencia del mercado”.

Claude cree que el desafío para resolver este tipo de problemáticas consiste en conformar mesas de trabajo con todos los actores. “En este caso, los principales involucrados no son regulados por la CMF, y por lo tanto, debemos invitarlos y persuadirlos para desarrollar una mirada global y compartir un mismo objetivo”, indica.

Asimismo, agrega que esta iniciativa propuesta, analiza la problemática desde una sola mirada, sin considerar que existen actores claves que finalmente son los que deben reparar y disponer de los repuestos, para dar cumplimiento a los requerimientos de las compañías. “Dado el desarrollo actual del ecosistema ligado al mundo de las reparaciones, talleres trabando con múltiples sistemas, de compañías y personas recabando información del procesos, la solicitud de la autoridad no apunta a atender el problema central, en ninguna de las etapas”, dice.

Con todo, la circular de la CMF establece que las compañías de seguros deben comenzar a almacenar la información a contar del 1 de julio de 2018 hasta el 31 de diciembre, para el primer envío de esta a la CMF, fijado para el 29 de enero de 2019.

Fuente: DIARIO EL PULSO.